Hoy me gustaría hablarte de como te pueden ayudar el mindfulness o atención plena en tu embarazo, parto y postparto.

El mindfulness es una práctica ampliamente respaldada por estudios científicos desde la década de los setenta y que apoyan también estudios neurocientíficos actuales. Algunos de estos beneficios son:

–      Reduce el estrés. En el embarazo es importante saber gestionar el estrés y reducir los niveles de cortisol en sangre, ya que repercutirá positivamente en el desarrollo de tu bebé.

–      Incrementa tu estabilidad emocional. Te ayuda a ser mas consciente de tu mundo interior, de tus automatismos y reacciones al mundo exterior y de cómo lo percibes. Te PERMITE ELEGIR como quieres RESPONDER de forma consciente y no reaccionar sin mas.

–    Aumenta la propiocepción corporal. Ayudándote a saber cuándo descansar y prestar atención a las zonas de tu cuerpo que así lo requieran.

–      Incrementa los niveles de Melatonina y Oxitócica. Esto ayuda a que tú y tu bebé estéis mas relajados para afrontar el trabajo de parto, ya sea parto natural o cesárea.

Estos beneficios dependen de mantener durante unos minutos al día una práctica sostenida y constante de mindfulness o atención plena; es lo que aprendemos y entrenamos en el programa de Embaraz@ Consciente.

Creo importante que vivamos esta etapa de nuestra vida desde la consciencia, ayudando a nuestro hijo a desarrollarse en un entorno equilibrado y tranquilo, al margen de las circunstancias externas que vivamos y de cómo las gestionemos, facilitando su nacimiento, preparándonos para ese momento desde la calma y canalizando la incertidumbre. Es una maravillosa etapa de la vida de la mujer de transición y de transformación personal en la que conectar con nuestra propia esencia como mujeres, hijas y madres. 

El mindfulness te ayudará a darte espacio para experimentar la relación amorosa hacia ti misma, el autocuidado, el respeto a tus límites y la escucha al cuerpo haciendo conscientes y sosteniendo pensamientos, sensaciones y emociones que de otra forma pasarían desapercibidos en nuestras agitadas vidas. 

Respirar, abrir espacio y con una mente abierta y sin etiquetar nada, con cariño, aceptar el caos interno, los miedos e inseguridades de la maternidad, permitiéndote sentir lo que emerge en cada momento, esa riqueza de emociones, sensaciones y sentimientos:  cansancio, miedo, dolores físicos, alegría, amor, incertidumbre por el bienestar de tu bebé, felicidad… Y disfrutando de cada momento de conexión con tu hijo desde una presencia atenta.

Puede que las circunstancias en las que vives este proceso sean complicadas a nivel personal, familiar o social, como está sucediendo actualmente con el Covid con el que convivimos. Pero aún así tu bebé puede crecer en calma si tú, desde esa presencia, le transmites con amor el mensaje de que esa emoción que esta aquí en este momento es de mamá y que tienes recursos para gestionarla, transmitiéndole la seguridad que necesita para continuar su desarrollo tranquilo y feliz. 

Si tienes un embarazo consciente estarás mas entrenada para afrontar el postparto y el camino de la maternidad atenta y plena para acompañar a tu hijo o hija en su proceso de crecimiento, autodescubrimiento y despertar a la vida, algo mágico que solo sucede una vez, algo irrepetible. Una aventura por explorar diferente con cada uno de tus hijos. ¿Quieres vivirla plenamente? ADELANTE.

Entra en mi web y encontrarás recomendaciones y lecturas muy interesantes sobre este tema.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.